Coche a dos ruedas

Coche a dos ruedas

Coche a dos ruedas

Vehículo de dos ruedas

Vehículo de dos ruedas (4, 5), que comprende: una cabina (1) dentro de la cual está previsto al menos un asiento (3) para el conductor y un volante de mando (2); un sistema giroscópico capaz de proporcionar estabilidad inducida y autoequilibrio, incluso en condiciones estáticas, y que incluye al menos un par de girostatos contrarrotantes asociados a medios de funcionamiento controlados por una unidad de control electrónico; y un sistema de estacionamiento (8) dotado de un par de ruedas laterales (9) dotadas de medios (10) capaces de permitir cualquier posible descenso y elevación; dicho sistema de estacionamiento (8) coopera con el sistema giroscópico bajo el control de la unidad de control electrónico y está diseñado para actuar automáticamente, bajando dichas ruedas laterales (9), en caso de emergencia o de parada, en condiciones estáticas, de dichos girostatos.
11. Un vehículo de dos ruedas que comprende una rueda delantera y una rueda trasera que se sitúan en un plano longitudinal medio del vehículo; una cabina dentro de la cual está previsto al menos un asiento para un conductor y un volante de mando; una unidad de control electrónico; un sistema giroscópico capaz de proporcionar la estabilidad inducida y el autoequilibrio del vehículo, tanto en condiciones dinámicas como estáticas del vehículo, el sistema giroscópico que incluye al menos dos girostatos de control que son iguales, están dispuestos simétricamente con respecto al plano longitudinal medio del vehículo y tienen ejes de rotación paralelos, los girostatos están asociados con unidades de operación relacionadas controladas por la unidad de control electrónico y un sistema de estacionamiento provisto de un par de unidades de ruedas laterales que permiten el descenso o la elevación de las ruedas laterales, en el que los giroscopios se sitúan en un mismo plano sustancialmente ortogonal al plano longitudinal medio del vehículo, estando los ejes de rotación de los giroscopios dirigidos en la dirección longitudinal del vehículo y estando el sistema de estacionamiento adaptado para cooperar con dicho sistema giroscópico bajo el control de dicha unidad de control electrónico y operable para bajar automáticamente dichas ruedas laterales, en situaciones de emergencia o de parada de los giroscopios.

Retroalimentación

Un autogiro es un automóvil de dos ruedas. La diferencia entre una bicicleta o una motocicleta y un autogiro es que, en una bicicleta, el equilibrio dinámico lo proporciona el conductor y, en algunos casos, la geometría y la distribución de la masa de la propia bicicleta, así como los efectos giroscópicos de las ruedas. La dirección de una motocicleta se realiza precesando la rueda delantera. En un autogiro, el equilibrio lo proporcionaban uno o varios giroscopios, y en un ejemplo, conectados a dos péndulos mediante una cremallera[1][2].
El concepto fue descrito originalmente en la ficción en 1911 “Two Boys in a Gyrocar: The story of a New York to Paris Motor Race” de Kenneth Brown, (Houghton Mifflin Co). Sin embargo, el primer prototipo de Gyrocar, el Shilovski Gyrocar, fue encargado en 1912 por el conde ruso Pyotr Shilovsky, abogado y miembro de la familia real rusa. Fue fabricado según su diseño por la Wolseley Tool and Motorcar Company en Inglaterra en 1914 y se demostró en Londres ese mismo año[3][4] El autogiro estaba propulsado por un motor Wolseley C5 modificado de 16-20 CV, con un diámetro de 90 mm y una carrera de 121 mm. Estaba montado delante del radiador y accionaba la rueda trasera mediante un embrague y una caja de cambios convencionales. Después de la caja de cambios se instalaba un freno de transmisión; no había frenos en las ruedas propiamente dichas. El peso del vehículo era de 2,75 toneladas y tenía un radio de giro muy amplio.

Un coche de 1 rueda

En 1967, el estilista automovilístico y miembro del Salón de la Fama del Automóvil, Alex Tremulis, se reunió con un experto en giroscopios llamado Thomas Summers y construyó un vehículo experimental que todavía hoy causa sensación de asombro y belleza. Hasta hace poco estaba expuesto en el Lane Motor Museum de Nashville, Tennessee, pero actualmente está de vacaciones en Europa. Sin embargo, lo que llamó la atención en Fishki.net fue el hecho de que alguien se llevó el coche de dos ruedas, actualmente valorado en 5,6 millones de dólares, a dar una vuelta durante el Concorso d’Eleganza 2019 de Villa d’Este en el Lago Como en Italia.
Tremulis y Summers se basaron en el concepto de eficiencia cuando se les ocurrió la idea del Gyro-X. El hecho de tener sólo dos ruedas reduce mucho el peso y eso significa que puede utilizar un motor más pequeño y una carrocería más aerodinámica. En su día, se informó de que el Gyro-X podía alcanzar hasta 125 mph con un motor de 80 caballos de potencia extraído de un Mini Cooper S. Con un pensamiento futurista real de mediados del siglo pasado, se sugirió que la energía cinética almacenada por el giroscopio que mantiene el vehículo en posición vertical podría recuperarse y utilizarse para obtener energía adicional. A pesar de las afirmaciones que se hicieron en la portada de la revista Science and Mechanics cuando se presentó el Gyro-X de que era “imposible de derrapar o voltear”, “puede inclinarse a 40 grados” y que podía llegar a alcanzar las 125 mph, la realidad es que el vehículo real empezaba a volverse inestable a partir de las 70 mph y necesitaba un mayor desarrollo (que nunca llegó a tener) para ser seguro a velocidades normales.

Carro de dos ruedas

ResumenLa mala experiencia del usuario está causada por el actual funcionamiento inestable del sistema de control de los vehículos de autoequilibrio de dos ruedas, la alta tasa de fallos y la escasa precisión y sensibilidad del sistema de control (propenso a la desviación). Por lo tanto, el trabajo estudió el sistema de vehículo de auto-equilibrio de dos ruedas con el reconocimiento visual de la actitud del vehículo. Se adoptó el filtrado de Kalman y el algoritmo de control PID para reducir la interferencia de alta frecuencia del acelerómetro y el error de baja frecuencia del giroscopio, mejorar la velocidad de respuesta y la precisión de control del motor ante el error, y asegurar el control vertical. Las imágenes de la carretera fueron adquiridas por un sensor de visión de dispositivo de carga acoplada con la información de los bordes extraída por el operador laplaciano, lo que garantiza el control de la navegación autónoma de un coche de equilibrio. Basándose en el cálculo de la distancia entre los ejes de la carretera y la detección de la existencia de obstáculos hacia delante, se estableció el mecanismo de alerta temprana mediante el cálculo del agente de grupo para mejorar las prestaciones de seguridad de un vehículo de equilibrio. Los experimentos demostraron que el sistema de control mejorado tiene una buena estabilidad, una velocidad de marcha rápida, una fuerte anti-interferencia y una alta seguridad.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos