Motor de coche electrico

Motor de coche electrico

Precio del motor del coche eléctrico

Gustave Trouvé nació en el seno de una familia modesta, su padre, Jacques Trouvé, era tratante de ganado[1]. En 1850, estudió cerrajería en el Colegio de Chinon, y luego, en 1854-55, en la Escuela de Artes y Oficios de Angers[2]. Sus estudios quedaron incompletos por falta de salud, por lo que abandonó su región local para ir a París, donde consiguió un empleo en una relojería[3].
A partir de 1865, Trouvé instala un taller en el centro de París, donde innova y patenta numerosas aplicaciones de la electricidad de muy diversa índole, de las que se hacen eco regularmente las revistas de divulgación científica de la época, como La Nature[4].
Gustave Trouvé participó en la mejora de los sistemas de comunicación con varias innovaciones notables. En 1872 desarrolló un telégrafo militar portátil cuyo cableado permitía una comunicación rápida hasta una distancia de un kilómetro, permitiendo la transmisión rápida tanto de órdenes como de informes desde el Frente[7]. En 1874 desarrolló un dispositivo para localizar y extraer objetos metálicos, como balas, de pacientes humanos, el prototipo del actual detector de metales[8]. En 1878 mejoró la intensidad del sonido del sistema telefónico de Alexander Graham Bell incorporando una doble membrana. Ese mismo año inventó un micrófono portátil de alta sensibilidad. Trouvé pronto se hizo conocido y respetado por su talento para la miniaturización. Ese mismo año, utilizando una pila desarrollada por Gaston Planté y una pequeña bombilla incandescente hermética, innovó un «poliscopio», el prototipo del actual endoscopio[9].

Cómo funcionan los coches eléctricos

Su diseño está muy alejado del de los motores de gasolina o diésel, pero los motores de los vehículos eléctricos tienen un rango de potencia similar al que estamos acostumbrados con los motores de combustión. ¿Qué tipo de potencia es, cómo se cuantifica y cómo influye en el rendimiento al volante?
En física, la potencia se refiere a la cantidad de energía suministrada en un tiempo determinado. Aplicado a la industria del automóvil, significa la cantidad de energía mecánica generada por el motor, también en un plazo determinado. Influye en la aceleración del coche, en su capacidad de tracción (el peso que es capaz de mover) y en su capacidad para subir pendientes.
Tanto si se trata de un motor de combustión como de un motor eléctrico, la potencia de energía mecánica se refiere al producto de la velocidad de rotación (medida en revoluciones por minuto) y el par motor. Expresado en Newton metros (Nm), el par motor describe la potencia de arrastre del motor.
Esto explica el hecho de que dos motores con la misma potencia puedan comportarse de forma diferente y dar una sensación muy distinta al conductor. Un coche deportivo ofrece un rendimiento que no puede compararse con el de un gran camión, aunque ambos sean igual de potentes en términos de potencia del motor.

Kit de motor para coche eléctrico

El motor de un coche eléctrico funciona mediante un proceso físico desarrollado a finales del siglo XIX. Consiste en utilizar una corriente para crear un campo magnético en la parte fija de la máquina (el «estator») cuyo desplazamiento pone en movimiento una parte giratoria (el «rotor»). Más adelante veremos con más detalle estas dos partes y otras más.
¿Cuál es la diferencia entre un motor y una máquina? Las dos palabras se utilizan a menudo de forma indistinta. Por eso es importante diferenciarlas desde el principio. A pesar de que hoy en día se emplean como casi sinónimos, cuando se trata de la industria del automóvil, un «motor» se refiere a una máquina que convierte la energía en energía mecánica (y, por tanto, en movimiento), mientras que un «motor» hace lo mismo, pero utilizando específicamente la energía térmica. Por tanto, cuando se habla de convertir la energía térmica en energía mecánica, nos referimos a la combustión, no a la eléctrica.
En otras palabras, un motor es un tipo de motor. Pero un motor no es necesariamente un motor. En el caso de los vehículos eléctricos, como la energía mecánica se crea a partir de la electricidad, utilizamos la palabra «motor» para describir el dispositivo que hace que el vehículo eléctrico se mueva (también conocido como tracción).

Vehículo de hidrógeno

Este artículo trata sobre los coches eléctricos de batería. Para la categoría más general de propulsión eléctrica para todo tipo de vehículos, véase vehículo eléctrico. Para la lista completa de sistemas de propulsión de vehículos, véase Clasificación de vehículos por sistema de propulsión.
Un coche eléctrico es un coche que se propulsa mediante uno o varios motores eléctricos, utilizando la energía almacenada en baterías recargables. En comparación con los vehículos con motor de combustión interna (ICE), los coches eléctricos son más silenciosos, no tienen emisiones de escape y tienen menos emisiones en general.[1] En Estados Unidos, a partir de 2020, el coste total de propiedad de los vehículos eléctricos recientes es más barato que el de los coches ICE equivalentes, debido a los menores costes de combustible y mantenimiento.[2] La carga de un coche eléctrico puede realizarse en una variedad de estaciones de carga; estas estaciones de carga pueden instalarse tanto en casas como en zonas públicas.[3]
Varios países han establecido incentivos gubernamentales para los vehículos eléctricos enchufables, créditos fiscales, subvenciones y otros incentivos no monetarios. Varios países han establecido una eliminación progresiva de los vehículos de combustible fósil, y California, que es uno de los mayores mercados de vehículos,[4] tiene una orden ejecutiva para prohibir la venta de nuevos vehículos de gasolina para 2035[5][6].

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos