Reciclar llantas de coche

Reciclar llantas de coche

Cosas hechas con neumáticos usados

No hace mucho tiempo, se encontraban montañas de neumáticos viejos en prácticamente todos los vertederos de las ciudades, y los incendios de neumáticos tóxicos que a veces tardaban meses en remitir eran algo habitual. Hoy en día, estos montones de neumáticos son una rareza y, afortunadamente, también lo son los incendios que solían acompañarlos.
Tenemos que agradecer en gran medida a las iniciativas combinadas de científicos, empresarios y legisladores el haber desterrado estos antiestéticos montones de neumáticos del paisaje. Hoy en día es más probable que veas neumáticos viejos en tu esterilla de yoga o en el asfalto por el que conduces que en feos montones que puedes ver desde la distancia.
Estas preocupaciones son bastante comprensibles, ya que estamos en contacto directo con las virutas de neumáticos cuando se utilizan en las dos primeras aplicaciones. Cuando se utilizan para la agricultura y la ganadería, parece haber un riesgo claro y lógico de que cualquier toxina que se libere en esas aplicaciones pueda acabar en nuestro cuerpo.
Siempre que no sea usted quien procese los neumáticos (más adelante se hablará de ello), el riesgo de toxicidad de las virutas de neumático es extremadamente bajo. Una viruta de neumático típica está hecha de neumáticos viejos, lo que significa que ya han desprendido gran parte de sus compuestos orgánicos volátiles (COV).    Los neumáticos nuevos emiten una buena cantidad de COV, que se puede detectar fácilmente debido al olor único de los neumáticos nuevos.

Ideas para reciclar neumáticos

El reciclaje de neumáticos, o reciclaje de caucho, es el proceso de reciclaje de neumáticos de desecho que ya no son adecuados para su uso en vehículos debido al desgaste o a daños irreparables. Estos neumáticos son una fuente de residuos difícil, debido al gran volumen producido, la durabilidad de los neumáticos y los componentes del neumático que son ecológicamente problemáticos[1].
Dado que los neumáticos son muy duraderos y no son biodegradables, pueden consumir un valioso espacio en los vertederos[1]. En 1990, se estimaba que había más de mil millones de neumáticos de desecho en las reservas de Estados Unidos. A partir de 2015, solo quedan 67 millones de neumáticos en las reservas[2] De 1994 a 2010, la Unión Europea aumentó la cantidad de neumáticos reciclados del 25% de los descartes anuales a casi el 95%, y aproximadamente la mitad de los neumáticos al final de su vida útil se utilizan para la energía, principalmente en la fabricación de cemento[3][4].
En 2017, el 13% de los neumáticos estadounidenses retirados de su uso primario se vendieron en el mercado de neumáticos usados. De los neumáticos desechados, el 43% se quemó como combustible derivado del neumático, siendo la fabricación de cemento el mayor usuario, otro 25% se utilizó para hacer caucho molido, el 8% se utilizó en proyectos de ingeniería civil, el 17% se eliminó en vertederos y el 8% tuvo otros usos[6].

Cosas hechas con neumáticos reciclados

Deshacerse de los neumáticos puede ser un reto, ya que la mayoría de los transportistas de residuos no los aceptan en sus contenedores o en la recogida de basura en la acera. «La mayoría de los estados eliminan los neumáticos de los vertederos por su forma. Contienen mucho aire y eso hace que salgan a la superficie. También tienen valor como artículo reciclado», afirma Diane Bickett, directora ejecutiva del Distrito de Residuos Sólidos del Condado de Cuyahoga, en Ohio.
Organizaciones de reciclaje especializadas de todo el país recogen y reciclan neumáticos usados; algunas incluso vienen a recogerlos. El reciclaje de neumáticos suele conllevar una cuota, tanto si los llevas tú como si alguien los recoge por ti.
Si la tarifa te preocupa, recuerda que casi no hay formas gratuitas de deshacerse de los neumáticos, aparte de convertirlos en un proyecto de bricolaje. Los neumáticos viejos se pueden convertir en combustible, material de pavimentación, mantillo y mucho más en los centros de reciclaje de neumáticos. Si tienes un alijo de neumáticos del que necesitas deshacerte, estos centros son una buena opción para ti. Sin embargo, en algunos estados hay que tener licencia para transportar un gran número de neumáticos a la vez y ese número puede variar dependiendo del estado.

Usos de los neumáticos viejos en el jardín

El reciclaje de neumáticos es el proceso de convertir los neumáticos viejos al final de su vida útil o no deseados en material que pueda utilizarse en nuevos productos. Los neumáticos al final de su vida útil se convierten normalmente en candidatos para el reciclaje cuando dejan de ser funcionales debido al desgaste o a los daños, y ya no pueden ser recauchutados o reesculturados.
Alrededor del 16% de la generación de neumáticos de desecho se siguió depositando en los vertederos en 2017. Los neumáticos viejos dan cobijo a los roedores y pueden atrapar agua, proporcionando un caldo de cultivo para los mosquitos. En los vertederos, los neumáticos consumen hasta el 75% del espacio aéreo, Además, los neumáticos pueden llegar a flotar y subir a la superficie si atrapan gases de metano. Esta acción puede romper los revestimientos de los vertederos que están diseñados para evitar que los contaminantes contaminen las aguas superficiales y subterráneas. El reciclaje se ha visto favorecido por programas como el de la Tire Stewardship BC Association y el trabajo de recicladores líderes como Liberty Tire Recycling.
Combustible derivado de neumáticosAlrededor del 43% de los neumáticos de desecho se consumieron como TDF en 2018. El TDF ofrece una alternativa viable al uso de combustibles fósiles, siempre que se apliquen los controles reglamentarios adecuados. Las principales aplicaciones incluyen hornos de Portland (46% de TDF), pulpa y papel (29%) y calderas de servicios eléctricos (25%).

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos