Porque se rompe la caja de cambios

Porque se rompe la caja de cambios

Síntomas de una caja de cambios defectuosa

#2 Transmisión automática: Líquido de la transmisión automática en mal estadoUna transmisión automática moderna funciona según el principio de la dinámica de los fluidos. Con el tiempo, el líquido de la transmisión se adelgaza, se ensucia y requiere ser reemplazado – de lo contrario el coche podría tener dificultades para entrar en la marcha. También es posible que los cambios sean bruscos o que el coche tenga que hacer varios intentos para poner la marcha atrás o pasar de la marcha atrás a la marcha adelante. Por eso es importante que el líquido de la transmisión automática esté limpio y que se sustituya de acuerdo con las recomendaciones del manual del propietario.#1 Cualquier transmisión: Cable de enlace cortadoPor supuesto, si la perilla de cambio en la cabina no puede realmente «hablar con» la transmisión ubicada debajo del coche, no va a ser capaz de ir en marcha. Aunque es un problema poco común, los cables y alambres pueden cortarse con el tiempo por el roce con los bordes metálicos afilados del chasis del coche. Si el cable de conexión al embrague o a la transmisión está pinchado o cortado, no podrá poner el coche en marcha, independientemente de lo que haga o del tipo de transmisión que tenga su vehículo. Localizar el origen de este problema puede ser especialmente complicado y requiere herramientas avanzadas a las que la mayoría de los mecánicos aficionados y los aficionados al bricolaje no tienen acceso.

Síntomas de una caja de cambios manual defectuosa

Un coche sin caja de cambios es como un toro sin cuernos: mucha potencia, pero ninguna manera de convertir esa potencia en empuje. Técnicamente hablando, la caja de cambios convierte la potencia del motor en la cantidad adecuada de energía de rotación y par motor para impulsar las ruedas del vehículo. Es un poco como un conjunto de engranajes en una rueda de bicicleta, pero mucho más grande y potencialmente costoso en caso de que salga mal.
La mejor manera de evitar una factura de reparación considerable es diagnosticar los problemas a tiempo. Una caja de cambios moderna debería funcionar siempre con suavidad y ser fácil de poner en marcha con el pedal del embrague pisado a fondo. «Suave» es un término relativo teniendo en cuenta los distintos coches y la calidad de su construcción, pero como regla general, nunca debería ser difícil seleccionar una marcha utilizando una sola mano para cambiar la palanca de cambios.
En el interior de la caja de cambios hay una placa giratoria que puede hacer cualquier cantidad de ruidos si no funciona. Los zumbidos, los chasquidos y las sacudidas son señales de que su caja de cambios necesita atención y probablemente continuará degradándose sin la intervención de un profesional.

Qué ocurre cuando falla una caja de cambios

La transmisión de tu coche es un complejo sistema mecánico que controla la aplicación de la potencia del motor al eje de transmisión. Experimenta más desgaste con el paso del tiempo que la mayoría de las otras partes de su vehículo debido al calor y la fricción producidos por sus numerosos componentes móviles y que interactúan. En la parte inferior de esta página puede encontrar una Guía de Costes de Reemplazo Justos en modelos populares de transmisión.
Las reparaciones o sustituciones de la transmisión son incómodas, estresantes y normalmente bastante caras, por lo que es una buena idea prestar atención a cualquier actividad que parezca inusual. El cumplimiento de los procedimientos de mantenimiento recomendados y el programa destinado a prevenir problemas ayudará a que su transmisión dure más tiempo, funcione mejor y requiera menos reparaciones a lo largo de su vida útil.
Determinar qué problema(s) tiene su coche puede parecer una tarea imposible, especialmente para los ojos y oídos inexpertos del conductor medio. Puede ser útil pensar que el funcionamiento interno de su coche es similar al del cuerpo humano.

Problemas de la caja de cambios automática

La transmisión de un vehículo es lo que transfiere la potencia del motor a las ruedas motrices. Si la transmisión y sus componentes (incluidos los sensores y los ordenadores) no funcionan, no irás a ninguna parte.Los vehículos tienen transmisiones automáticas o transmisiones manuales. Las transmisiones manuales suelen ser unidades selladas, por lo que no es necesario comprobar ni añadir líquido de transmisión directamente a la transmisión, aunque sí debe cambiarse según las recomendaciones del fabricante. Sin embargo, sí es necesario comprobar y cambiar el líquido en una transmisión automática. Además, usted podría experimentar cualquier número de otros problemas de transmisión.
Al igual que muchas otras piezas del vehículo que contienen líquidos, la transmisión podría tener fugas. Si pierde suficiente líquido, la transmisión no funcionará. La transmisión necesita líquido de transmisión para mantenerla lubricada y funcionar correctamente. Si alguna vez ha notado que su vehículo se mueve bien en marcha pero no da marcha atrás, eso suele ser una señal de que el líquido está bajo. Tendrá que arreglar la fuga de la transmisión. Podría ser la junta del cárter o la bomba delantera la que pierde. Para una solución temporal, añada No Leak® Transmission Stop Leak.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos