Componentes de una caja de cambios manual

Componentes de una caja de cambios manual

Transmisiones automáticas…

Una transmisión manual (también conocida como caja de cambios manual; abreviada como MT, y a veces llamada transmisión estándar en Canadá) es un sistema de transmisión de vehículos de motor de varias velocidades, en el que los cambios de marcha requieren que el conductor seleccione manualmente las marchas accionando una palanca de cambios y un embrague (que suele ser un pedal para los coches, o una palanca de mano para las motocicletas).
Los primeros automóviles utilizaban transmisiones manuales de malla deslizante con hasta tres relaciones de cambio hacia delante. Desde la década de 1950, las transmisiones manuales de malla constante se han vuelto cada vez más comunes y el número de relaciones de avance ha aumentado a transmisiones manuales de 5 y 6 velocidades para los vehículos actuales.
La alternativa a la transmisión manual es la transmisión automática; los tipos más comunes de transmisiones automáticas son la transmisión automática hidráulica (AT) y la transmisión continuamente variable (CVT), mientras que la transmisión manual automatizada (AMT) y la transmisión de doble embrague (DCT) son internamente similares a una transmisión manual convencional, pero se cambian automáticamente.

Transmisión manual…

El motor acciona el eje de entrada, que a su vez acciona el eje transversal. El eje transversal hace girar los engranajes del eje principal, pero éstos giran libremente hasta que se bloquean por medio del dispositivo de sincronización, que está acoplado al eje.
Las marchas se seleccionan mediante un sistema de varillas y palancas accionadas por la palanca de cambios. El accionamiento se transmite a través del eje de entrada al eje transversal y, a continuación, al eje principal, excepto en la transmisión directa – la marcha superior – cuando el eje de entrada y el eje principal se bloquean juntos.
En la primera marcha, la marcha más pequeña del eje auxiliar (con menos dientes) se bloquea en él, pasando el accionamiento a través de la marcha más grande del eje principal, lo que proporciona un par elevado y una velocidad baja para el arranque en parado.
En la cuarta marcha, el eje de entrada y el eje principal se bloquean juntos, proporcionando «transmisión directa»: una revolución del eje de la hélice por cada revolución del cigüeñal. El par motor no aumenta.
Con un nuevo movimiento de la palanca de cambios, el anillo se desplaza a lo largo del cubo durante una corta distancia, hasta que sus dientes se engranan con los dientes biselados del lado del engranaje, de modo que el cubo estriado y el engranaje se bloquean juntos.

10 partes del manual

Cuando conduce una transmisión manual, experimenta la emoción de estar totalmente conectado a la potencia de cambio de su vehículo. Para ayudar a mantener y cuidar su transmisión manual, es útil entender los componentes que conforman este delicado y complejo sistema. A continuación le ofrecemos una guía básica de las piezas de su transmisión manual:
Los conductores de transmisiones manuales suelen estar más familiarizados con el embrague. El embrague es el componente de la transmisión manual que conecta y desconecta el motor con la transmisión. Cuando se pisa el pedal del embrague, el motor se desacopla, permitiendo que la transmisión cambie a marchas superiores e inferiores.
Una transmisión manual contiene varios ejes que están conectados por engranajes. En una transmisión manual de tracción trasera, hay tres ejes: el eje de entrada, el eje de distribución y el eje de salida. El eje de entrada está unido directamente al motor y gira a la misma velocidad que éste. El eje de transmisión y los engranajes están conectados como una unidad y se engranan con los engranajes del eje de entrada. El eje de salida está conectado al diferencial y transmite la potencia a las ruedas del coche. Si el diferencial falla, las ruedas pueden patinar o la transmisión puede no crear suficiente potencia para mover el vehículo.

Caja de cambios variable …

La planta de SEAT Componentes en El Prat de Llobregat, Barcelona, ha recibido la nueva caja de cambios MQ281 del Grupo Volkswagen, una pieza que se fabricará allí para todo el mundo. Por primera vez, un fabricante de automóviles ha instalado cámaras POV en diferentes etapas del proceso de fabricación para mostrar todo lo que implica su elaboración en un vídeo acelerado de 60 segundos.
– Una caja de cambios cada 27 segundos: Cada 27 segundos sale una nueva unidad de la planta de SEAT Componentes, que ocupa el primer puesto en tiempo de fabricación de cajas de cambio manuales de cinco velocidades del Grupo Volkswagen; concretamente, una hora y 41 minutos en total.
– Más de 13,5 millones de cajas de cambio:  SEAT Componentes ha fabricado más de 13,5 millones de cajas de cambio del modelo MQ200. Estas unidades se utilizan en 29 modelos de automóviles del Grupo Volkswagen y se exportan a todo el mundo. En 2016 se fabricaron un total de 661.277 unidades, cifra que se espera que aumente ligeramente este año.
– Fundición a 700°C:  La fabricación de las cajas de cambio requiere fundir 15.000 toneladas de aluminio cada año, la cantidad utilizada para fabricar 220 aviones comerciales. Los lingotes se cargan en hornos a casi 700°C para su fundición. Varias máquinas de moldeo por inyección solidifican el aluminio fundido en una pieza en bruto en 20 segundos.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos